Nutrición

El área de nutrición desempeña un papel fundamental en el tratamiento del trastorno de la conducta alimentaria, se centra en estabilizar metabólicamente al paciente durante el proceso de recuperación. Se busca lograr una relación armónica con los alimentos, esto implica ayudar al paciente a desarrollar una actitud saludable hacia la comida, fomentando una alimentación equilibrada y variada.

Los profesionales de la nutrición evaluarán cuidadosamente las características y requerimientos específicos del paciente para diseñar un plan alimentario personalizado a cada momento fisiológico, así mismo se acompaña a las familias a organizar o reorganizar las estructuras alimentarias que favorezcan a tal proceso.
El abordaje nutricional consta de tres fases.
Nutricionista anotando alimentos en una hoja
pies sobre una báscula con una cinta de medición

Primera fase. Evaluación inicial.

Durante el primer contacto, se realizan las medidas antropométricas (peso, talla, antropometría, tensión arterial) así mismo realizan la exploración de síntomas clínicos (manos, uñas, piel, dientes, boca, etc), se complementa con una solicitud de análisis bioquímicos sanguíneos. Durante este periodo se evalúa de manera terapéutica el ingreso al comedor donde realizan tres comidas (desayuno, almuerzo y comida principal) cubriendo el 60% de los requerimientos energéticos diarios. Todos los pacientes asignados a nutrición participarán de los grupos terapéuticos de nutrición. Durante este periodo se hace la entrega del plan alimentario hipercalórico acorde a los requerimientos del paciente.

Segunda fase. Recuperación orgánica y metabólica.

El principal reto está centrado en la recuperación orgánica y metabólica, nos centramos en ayudar a aceptar una estructura alimentaria saludable. Comprendemos que el miedo a los alimentos puede ser un obstáculo que trabajamos en cada momento durante las consultas. Se realiza un abordaje psico-nutricional con el fin de superar los temores y lograr una relación más positiva con la comida, identificando los miedos, implementando estrategias efectivas de abordaje.

Grupo de alimentos saludables formando un corazón
Grupo de personas uniendo sus manos cumpliendo objetivo nutricional

Tercera fase. Adecuación armónica de los alimentos.

En la fase final del tratamiento y progresión se trabaja en la adecuación armónica de los alimentos, durante este momento se retira el plan alimentario, se busca la recuperación orgánica, logrando estabilizar el IMC dentro del rango de la normalidad, se solicitan análisis bioquímicos sanguíneos con el objetivo de evaluar la estabilidad metabólica. En este proceso, se realizan exposiciones alimentarias terapéuticas individuales o grupales con el fin de aprender a manejar situaciones desafiantes alrededor de las comidas.

¿En qué centro quiere reservar cita?

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.

Si desea conocer la ubicación  en Google Maps, por favor, pulse el botón para obtener las indicaciones sobre cómo llegar a nuestro centro.